Header image  
expresión de los grandes espacios  
  
 
 
 
 

 
 
Crítica: Martín GALÁN HERRERO

Tiene Sellaño el don de la expresión de los grandes espacios, celajes, horizontes, perspectivas, todo sugerido, a veces, con extensas manchas aplicadas con brevedad y precisión, consiguiendo en sus paisajes y marinas, con un completo dominio del color, fuertes acentos coloristas que añaden color y fuerza a sus acuarelas, obras ya de por sí de una generalizada y cálida expresión. Porque aún destacando su dominio del dibujo, Sellaño nos demuestra que sabe dejar volar la poesía del color, ofreciéndonos en cualquiera de los espacios de sus acuarelas, sorprendentes hallazgos, captaciones analíticas de lo que con el pincel recrea directamente.
El dominio compositivo permite a Sellaño afrontar en maestro las a veces difíciles diversidades temáticas de sus acuarelas, bellas estampas en las que se aprecia la precisión en la elección del encuadre siempre original y expresivo del entorno y ambiente del tema. Y ese su evidente dominio de la gama colorista, ese logro de las atmósferas, luz y brumas, de sus paisajes o las poéticas matizaciones de sus marinas en las que se pierde la línea del horizonte azul fundiéndose con, el verde-azul del mar. Y las panorámicas y rincones urbanos, blancas ensoñaciones de cal de los pueblos andaluces, paisajes hechos de tierra y luz. Paisajes, marinas, rincones urbanos que acercan al espectador a la experiencia artística de un pintor, un maestro de la acuarela que, como Sellaño, proyecta su vivir todo amor, sensibilidad y poesía en la naturaleza.
En resumen, una exposición de obras de gran belleza y depurada técnica, una colección de acuarelas con las que Sellaño demuestra, una vez más, que es uno de los pocos españoles maestros en la difícil especialidad.

 

 
MUESTRA DE SUS OBRAS
 
 
             </