Header image  
expresión de los grandes espacios  
  
 
 
 
 

 
 
Crítica: J. PAYA NICOLAU

 

EL PAISAJE DE SELLAÑO

De los rasgos vitales del artista,
por la puerta que te abre a su paisaje,
vas entrando en un mágico viaje,
y el color, en peldaños, te conquista.

Un reguero de miel para la vista
te conduce al onírico paraje
donde el ritmo del árbol su mensaje
deletrea en sus hojas sin arista.

Y hay un leve sendero que, aledaño,
se abre paso, lo mismo que una estela,
por el mar del trigal en que riela
la amapola más densa del rebaño.

Ser doctor de acuarelas todo el año
le somete a enseñar en esa escuela
por la gracia del arte a la que apela,
magistral, la pintura de Sellaño.
De ese gesto total sale sin daño,
con el viento a favor en cada vela

 

 
MUESTRA DE SUS OBRAS